martes, 7 de marzo de 2017

Poblada soledad

Como dijo Zygmunt Bauman: “Somos solitarios en contacto permanente”.


La vida Moderna

Estaba borracho de cansancio,
cansado de estar cansado,
con esa nebulosa embriaguez
que a duras penas te permite
encadenar un par de pensamientos
que se marchan sin dejar
rastro alguno de su paso.

Una mente en blanco,
vacía y anodina,
rellena por el spam de la nube,
las ruinas de un bombardeo
constante y continuo
de las pantallas luminiscentes,
el narcótico perfecto.

La gran melopea social
que nos ha pescado a todos
con su red intangible
creadora de irrealidades
arrobadoras del sueño,
proyecciones sirénidas
que nos empujan hacia las rocas,
hacia la pérdida del discernimiento.

Una masa de dipsómanos
adictos al nimboestrato
de la información incesante,
escanciando del cáliz
que nunca se vacía
en un eterno ritual de libación
cuyo clímax
es el orgasmo del ego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario